top of page

(ES) RECLAMAR UN EMPLEO ESTABLE Y SEGURO NO ES UN DELITO

Escribimos este llamamiento dirigiéndonos a toda la sociedad civil, al mundo académico, al mundo de la información, a l@s abogados, a l@s artistas y a l@s intelectuales.





 

Una vez más, los Movimientos de Lucha “Disoccupati 7 Novembre” y “Cantiere 167 Scampia” de Nápoles - desde el verano pasado, por decisión colectiva han unificado sus reivindicaciones - están siendo atacados.


Desde hace casi 10 años, estos movimientos luchan por la conquista de un empleo estable y seguro o de un salario garantizado, viviendo del protagonismo colectivo de padres y madres que han perdido su empleo, de familias que sufren una inflación disparada o que padecen la destrucción total de todas las formas de asistencia social, de hombres y mujeres que luchan cada día por poner un plato en la mesa o que dan volteretas para pagar alquileres exorbitantes.


Una lucha protagonizada por quienes intentan emanciparse de la marginalidad social y también de las fáciles redes de delincuencia presentes en los barrios obreros y periféricos de Nápoles. Los mismos suburbios - Traiano, Soccavo, Quartieri, Sanità, Bagnoli, Scampia, Montesanto - en los que hombres y mujeres desemplead@s se dedican a diario a desarrollar formas de solidaridad y socialidad sin ánimo de lucro, en territorios abandonados a la degradación y la especulación.


Desde sus inicios, este movimiento de desemplead@s ha tenido el mérito de denunciar cómo las múltiples emergencias que afligen al territorio napolitano - medio ambiente, residuos, aseguramiento de las zonas de riesgo hidrogeológico y volcánico, decoro urbano, protección del patrimonio artístico, asistencia social y sanitaria, evasión escolar - requerirían un verdadero plan extraordinario de inversión pública y de contratación orientada a actividades socialmente útiles y necesarias y/o a la sustitución de la mano de obra actual, compuesta en gran parte por trabajador@s próxim@s a la edad de jubilación. A través de iniciativas públicas o de estudios en profundidad, se ha puesto de relieve cómo lo impiden tanto las políticas de recortes del gasto público como una gestión de los recursos (véase Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia) orientada únicamente a alimentar el círculo vicioso de las contratas y subcontratas, es decir, el hambre de beneficios de los particulares y de las clientelas vinculadas a los sindicatos institucionales que se alternan en el poder de vez en cuando.


La historia de los Movimientos "Disoccupati 7 Novembre" y "Cantiere 167 Scampia" es la historia de una lucha que siempre se ha llevado a cabo a la luz del día y sin "esqueletos en el armario". Tiene el mérito de haberse convertido en un baluarte de democracia directa para el acceso al trabajo, un espacio de crecimiento para muchos hombres y muchas mujeres en paro y para l@s que siempre han vivido luchando contra la miseria, en una ciudad que ha hecho del clientelismo, el regateo y la compraventa de votos las únicas vías para conseguir un empleo estable. Cada reunión institucional, cada momento en la calle, cada propuesta, fue discutida/razonada/comunicada colectivamente en asambleas, debates, actualizaciones, públicas e internas al movimiento.


A lo largo de los años, los Movimientos se han reunido en numerosas ocasiones con el obispo de Nápoles, Mimmo Battaglia, en sedes institucionales con prefectos, alcaldes, delegados de todas las autoridades locales, han participado en mesas redondas organizadas con los ministros de Trabajo, e incluso han hablado con la Secretaría del presidente de la República, Sergio Mattarella. Diputad@s y senador@s de la República han tomado la palabra para solicitar una solución al conflicto de l@s parad@s, que ahora son declarad@s delincuentes por sectores de esos mismos órganos del Estado.


No hace ni un mes que, tras numerosas mesas y reuniones interinstitucionales, los Movimientos esperaban que se dieran los pasos definitivos para empezar a entrever el inicio de un curso de formación e inserción laboral en proyectos de utilidad pública en las áreas de protección del medio ambiente, del territorio, de la ciudad y del fortalecimiento de los servicios sociales. Un compromiso puntualmente aplazado por razones que nunca han sido aclaradas. Sin ni siquiera dignarse a avisar, a comunicar los problemas posteriores que surgieron, a entender qué alternativas técnicas se estaban discutiendo, las instituciones locales asumieron la responsabilidad de dejar de repente a más de 600 jóvenes, familias, madres y padres en la calle sin noticia alguna. No sólo hay falta de respuestas concretas, sino que además, por último por parte del Presidente de la Región, se ataca esta lucha colectiva calificándola de violenta, banalizando y minimizando una historia de dignidad y emancipación colectiva así como años de compromisos institucionales de mesas, reuniones, enfrentamientos. El inmovilismo institucional y las continuas provocaciones se acompañan de una escalada represiva compuesta por multas, denuncias, expedientes de diversa índole, hasta la investigación por "Asociación criminal" que ha afectado a algunos miembros de los Movimientos.


Frente a todo esto, se reaviva un sentimiento de inquietud nunca apagado y una toma de conciencia inoportuna: quienes hoy reclaman respuestas concretas a las múltiples urgencias que afligen a cientos de miles de personas o no son escuchad@s o son tratad@s como socialmente peligros@s, investigad@s y perseguid@s como tales. En un momento de dramática crisis económica y social, las instituciones, en lugar de dar respuestas concretas al malestar social, al desempleo, a la precariedad y al trabajo en negro, criminalizan y reprimen a quienes se organizan para emanciparse de la pobreza y la marginalidad a través de la lucha.


Ante esta situación, nos preguntamos: ¿es contrario a la ley manifestarse y movilizarse por el reconocimiento del derecho a un trabajo seguro y remunerado? ¿Es contrario a la ley que much@s intenten salir de la marginalidad social, una auténtica plaga que condena a una vida infernal a franjas cada vez mayores de la población de Nápoles y de otros lugares?


Frente a los anuncios publicitarios y las interminables producciones audiovisuales que relatan Nápoles y la relanzan como escaparate para el turismo de todo tipo, y las series de televisión y películas que se despoblan relatando la Nápoles de los barrios marginales llenos de jóvenes difíciles y desafortunad@s, limitándose a menudo sólo a una narración superficial y parcial de estas historias, ¿cómo es posible que sigan faltando intervenciones estructurales que favorezcan la salida de la marginalidad y la construcción real de alternativas individuales y colectivas para l@s "condenad@s de la metrópoli"?


El Movimiento de l@s desemplead@s organizad@s ha demostrado que es posible construir una alternativa a la violencia, al aislamiento, a la precariedad y a los destinos condenados de miles de parad@s. Esta experiencia está siendo hoy duramente atacada. La determinación de todo el colectivo es un hecho, pero por sí sola no puede bastar.


Por ello, hacemos un llamamiento a quienes consideran inaceptable la actitud de las instituciones y el ensañamiento represivo, a quienes ven la necesidad de ponerse del lado de l@s que luchan legítimamente por un salario y una vida dignos. Estamos convencid@s de que es necesaria una postura colectiva contra todo esto. La respuesta, en estos casos, debe ser social y colectiva. El aislamiento es la mayor arma del poder: no dejemos a nadie sol@ en su conflicto.


Hacemos un llamamiento a todas las instituciones (al gobierno nacional, a la región de Campania, a la ciudad metropolitana y al Ayuntamiento de Nápoles) para que trabajen concretamente para que este conflicto se desbloquee lo antes posible. Pedimos a l@s jueces y juezas de la sección penal del Tribunal de Nápoles encargad@s de pronunciarse sobre las acusaciones contra el Movimiento, que evalúen detenidamente el contexto social, las razones y los objetivos de rango constitucional en nombre de los cuales se llevaron a cabo las iniciativas y manifestaciones objeto de acusación, y que, por lo tanto, se pronuncien por la absolución.


Como ya hemos hecho en otras ocasiones, volvemos a hacer un llamamiento a l@s periodistas que estén interesad@s en contar la historia colectiva de los Movimientos "Disoccupati 7 Novembre" y "Cantiere 167 Scampia" y a cualquier persona que quiera dialogar con l@s protagonistas de esta lucha que ahora está siendo atacada.


Quien desee adherirse al llamamiento puede enviar su adhesión

- A las páginas Facebook "Laboratorio Politico Iskra" y "Si cobas Napoli"

- A la página de Instagram "Laboratorio Politico Iskra"

- Enviando un correo electrónico a la dirección "mov7nov@gmail.com".

5 views0 comments

Comentarios


bottom of page